Educación cultural: el aprendizaje como proceso creativo

Home/eTwinning/Educación cultural: el aprendizaje como proceso creativo

Educación cultural: el aprendizaje como proceso creativo

In the arts, imagination

is given license to fly

Eisner

Múnich ha acogido durante tres intensos días, del 4 al 6 de mayo, el Evento eTwinning “Educación cultural: un acercamiento para la inclusión educativa”.

En la sesión de presentación de las jornadas,  la sala lucía repleta con más de 130 profesores y profesoras de Secundaria procedentes de más de 25 países europeos, expectantes por descubrir y experimentar qué es la Educación Cultural a través de 20 talleres, así como diversas presentaciones de colegios y administraciones educativas alemanas que ya trabajan desde la perspectiva de la creatividad en el aula.

Entre esos asistentes, se encontraba un gran equipo humano llegado desde diferentes rincones de la geografía del Estado español: Noelia (Melilla), José Antonio (Badajoz), Luz (León), Isidoro (Murcia) y Aurea (Navarra), junto con Mirian (Servicio Nacional eTwinning España).

En primer lugar, y antes de comenzar con los talleres, en la sesión inaugural se presentó y se explicó el significado del concepto Educación Cultural, partiendo de la reflexión de cuáles son los pilares de la Educación: “Aprender a saber, a hacer, a ser y a vivir juntos”. Y para ello hay que planificar qué se aprende, cómo se aprende y dónde se aprende. Y es aquí donde aparece el término de Educación Cultural, en el sentido de ser una nueva perspectiva en el proceso de enseñanza-aprendizaje que no se limita exclusivamente a las materias artísticas del currículum, dado que todas las materias contribuyen a potenciar la imaginación, las relaciones personales, la satisfacción personal, el trabajo cooperativo, y basado en proyectos y otras aptitudes y habilidades que contribuyen al desarrollo emocional y social del alumnado; unas aptitudes y habilidades que le ayudan a vivir en sociedad a través de la práctica de destrezas como: la necesidad de hacer preguntas y cuestionarse realidades, comunicarse, solucionar problemas, colaborar, innovar, etc.

Porque la Educación Cultural contribuye a conocerte y a que puedas expresarte, porque la cultura es un fenómeno que emancipa a las personas, y a través de la creatividad conseguimos conectar el cerebro con el corazón y con las manos (pensamos-sentimos-creamos). Porque sólo así es posible aspirar a la utopía de transformación de la realidad tan compleja que vivimos desde el punto de vista socioeconómico, político y cultural;  para que así  todos y todas podamos aspirar a construir una sociedad más igualitaria, más pacífica y, por ende, inclusiva.

A continuación, pasaré a presentar los talleres en los que participé,  que tienen en común la búsqueda del bienestar con tu cuerpo, de la interacción con nuevos compañeros y compañeras  a través del trabajo colaborativo, y que se concretan en productos finales como: un vídeo, una banda sonora, una orquesta o una historia a través de onomatopeyas.

El primer taller fue  “La Escuela en movimiento: actividades físicas y juegos para la vida diaria de los centros”. A través de diferentes dinámicas experimentamos cómo disfrutar de juegos en parejas y grupos que nos ayudan a movernos, a coordinarnos, a concentrarnos, a interactuar y cooperar.

Y seguimos con la grabación de una breve película de acción en el taller: “Cómo rodar escenas para hacer vídeos”. Con la ayuda de un teléfono móvil fuimos capaces de crear un corto de terror. Descubrimos la importancia de los planos, del movimiento y de la perspectiva.

Y como el cuerpo es nuestro mejor instrumento, fue genial sentir buenas sensaciones utilizando el cuerpo a modo de instrumento de percusión en el taller “Ritmo y sensaciones, percusión corporal en movimiento”.

Para terminar, creamos la banda sonora del evento eTwinning a través de una composición de onomatopeyas y sonidos imposibles que representamos cual actores y actrices de doblaje, en el taller “Lenguaje y música: composiciones creativas”.

A partir de esta experiencia, seguiremos trabajando e innovando para conseguir llevar la creatividad a nuestras aulas, a través de nuestros proyectos eTwinning, los cuales son un ejemplo de metodología, de herramienta creativa e inclusiva.

El aprendizaje no se detiene nunca y estos eventos son la demostración de que los profesores y profesoras necesitamos del contacto con otros compañeros y compañeras para aprender, para compartir, para sentir y para intercambiar y para saber que hay más profesionales de la Educación con idénticas inquietudes a las nuestras.

Quiero dar las gracias a mis compañeros y compañeras de viaje, al SNA (Servicio Nacional de Apoyo) y a todos los docentes maravillosos que he conocido (de Grecia, de Lituania, de Malta, de Francia,…) que no se rinden y luchan con el conocimiento y los sentimientos para transformar las realidades de un alumnado que no siempre lo tiene fácil.

Aufwiedersehen München!!

By | 2020-03-29T11:45:45+00:00 enero 29th, 2017|eTwinning|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment